|Sección|PLANTAS DE DRAFANDOR III: La Caléndula

¡Buenas tardes lectores! Hoy os traemos la primera planta con propiedades mágicas que surgió en Drafandor, la Caléndula.

Caléndula, llamado comúnmente caléndula o margarita, es un género de entre 12 a 20 especies de hierbas anuales o perennes de la familia de las asteráceas, nativas de la región mediterránea y el Asia Menor.

Son hierbas de escasa altura (40 o 50 cm), de tallos erectos y ramificados desde la base formando densas matas; con hojas lanceoladas, simples, ligeramente pubescentes, de entre 5 y 20 cm de largo. Las flores son discoidales, amarillas a naranja intenso, y muy vistosas. Algunas especies, entre ellas la llamada comúnmente botón de oro (Calendula officinalis), están en flor casi todo el año; su nombre científico proviene de las calendas, el nombre dado por los latinos al primer día del mes, por juzgarse similar la frecuencia de su floración.

Junto al aloe vera y la bardana, la caléndula es una de las plantas más indicadas para aliviar afecciones dermatológicas. Conoce los beneficios que puede aportar a tu piel, y sus otras propiedades medicinales. De la caléndula se aprovechan con fines medicinales sus capítulos florales, que se deben cosechar cuando están en plena floración y, si es posible, en las primeras horas del día tras la salida del sol. A esta planta se le atribuye una notable actividad antiinflamatoria, y se muestra asimismo como antiséptica, antiviral, antibacteriana, antiespasmódica, emenagoga, colerética, antihemorrágica y cicatrizante.

En Drafandor la Caléndula ha adoptado una etapa de pos-floración donde sus pétalos se vuelven más jugosos y resinosos de los cuales al machacarlos creas un aceite especial capaz de hacerte adquirir propiedades mágicas. Al recubrir tu piel con ese aceite generas resistencia al fuego y aumenta tu fuerza, pero si lo ingieres o cocinas con el tu metabolismo se acelera y aumenta tu velocidad. El joven mago Obliquos aprendió con el chaman Buriki las características y propiedades mágicas de las plantas que crecen en los Bosques de Rein y ha aprendido a hacer pequeñas cápsulas que aumentan su poder combinando distintos ingredientes.

|Sección| SERES DE DRAFANDOR VII : DRIDERS

¡Buenas tardes a todos! Hoy en la sección de seres de Drafandor os traemos la séptima entrega sobre las especies que habitan este maravilloso planeta del universo J21. En esta entrega os venimos a mostrar a los Driders, los renegados de los Drow.

Un drider es un engendro proveniente de un drow que ha sido repudiado por su diosa.

En la sociedad drow existe una gran veneración a la diosa araña, Lolth. Cuando un drow llega a un cierto grado de desarrollo, ya sea como guerrero, mago, etc., es sometido a una prueba especial encomendada por Lolth. Aquéllos que no superan la prueba reciben una maldición de la diosa y son desterrados de su comunidad. La maldición los transforma en seres que mantienen la parte superior de drow, pero la parte inferior de su cuerpo es la de una araña gigante, normalmente de 8 patas.

Los driders conservan las mismas cualidades que tenían cuando eran drows; la capacidad de lanzar conjuros, la infravisión, el dominio del arco y, sobre todo, del hacha y la espada. Evidentemente, también conservan la aversión a la luz y su odio por las criaturas de la superficie.

Son seres agresivos, rápidos y fuertes. Sus mordiscos son profundos y venenosos. El carácter del drider es muy desagradable y, puesto que no son seres especialmente sociables, es habitual verlos solos o en compañía de alguna araña.

Viven atormentando a sus víctimas, las persiguen y las acosan hasta que consiguen acorralarlas y matarlas, bien golpeando con sus patas o bien mordiéndolas. Tras la matanza, se alimentan de la sangre y de las vísceras del desafortunado contrincante.

|Sección| SERES DE DRAFANDOR VI : ARPÍAS

¡Buenas noches a todos! Debido a mi horario nocturno de trabajo mis publicaciones son a unas horas en las que dormís, pero me alegra saber que llegan cuando os despertáis.

En la sección de hoy os traigo a las Arpías que en el mundo de Drafandor actual, fueron esclavizadas y usadas como esbirros.

Una arpía es un desagradable y horrible ser, en parte mujer y en parte buitre.

La parte inferior de su cuerpo y las alas son de buitre, y el torso y la cara de mujer, en concreto de una bruja. Su pelo es grueso, duro y enmarañado, como un estropajo, y tiene los dientes podridos. No suelen llevar ropas y siempre están envueltas en un fétido olor. Son seres tan sucios que infectan a otros seres al atacarles con sus garras.

Su lenguaje se basa en una especie de gritos y cacareos muy desagradables. Sin embargo, las arpías pueden entonar, con bastante gracia, un canto mágico capaz de hechizar a quien lo escuche, sobre todo a humanos y semihumanos. Esta canción la usan cuando se ven atrapadas o cuando quieren atraer a viajeros ocasionales hasta su guarida.

Se deleitan molestando a otros seres y animales, sin embargo, son bastante cobardes, sobre todo si se encuentran solas, por lo que suelen huir con frecuencia. A pesar de ello, son muy vengativas y pueden seguir a un enemigo durante kilómetros.

Sus guaridas están situadas en la línea de la costa y son, frecuentemente, cuevas un poco profundas y tan sucias que ningún animal se atreve a acercarse. En ellas guardan algunos tesoros que se mezclan con toda la suciedad. Estas guaridas albergan a unas diez o doce arpías.

Las arpías pueden colaborar esporádicamente con humanos ejerciendo de espías.

|Sección|PLANTAS DE DRAFANDOR II: Parkia Pendula

Hoy en la sección de flora de Drafandor os traemos un conocido árbol sudamericano, el cachiporro, científicamente llamado parkia pendula. Decidimos introducir este árbol en nuestro mundo ya que es muy poco común en nuestro planeta y pocas personas tienen el placer de posarse frente a uno de ellos.

Es un árbol grande capaz de llegar a los 50m de altura y 1,2m de diámetro basándose en unas raíces tablares. Sus hojas son alternas y bipinnadas llegando a los 80cm de largo y su flor cae en grupos de 6 o 7 péndulos. Sus frutos son legumbres parecidas a las judías verdes que con su maduración correspondiente pueden llegar a ser comestibles. Si el fruto proviene de Drafandor le añade unas características mágicas especiales. El que las ingiere obtiene la capacidad de respirar bajo el agua durante un determinado tiempo dependiendo de cada cuerpo. También adquiere la probabilidad de que, como efecto secundario, se vuelva resistente al fuego sellando los poros de la piel y recubriendo los nervios y las venas con una delicada capa de energía mística. Gracias a estas cualidades, el Parkia Pendula se volvió una especie protegida por los dioses en Los Bosques de Rein dando gran potencial economico por su cultivo y venta en puntos de comercio.

|Sección| SERES DE DRAFANDOR V : ETTIN

Hoy en la sección traemos a unos temibles ETTIN que aterran a los habitantes de los Bosques de Reïn.

ETTIN

Un ettin es un malvado y maloliente gigante de dos cabezas.

Físicamente es muy parecido a un ogro; cuentan con enormes colmillos y tienen la piel tan dura y grisácea que parece cubierta de una capa de pelaje corto. Sin embargo, su tamaño puede llegar a duplicar al de los ogros. De hecho, “ettin” viene del inglés “eoten”, una palabra en desuso que significa “gigante”.

Lo más característico de estos seres es, sin duda, la doble cabeza. Cada cabeza es independiente y dirige una parte de su cuerpo. De este modo, la cabeza izquierda controla el brazo y pierna izquierdos, y la derecha hace lo mismo con el brazo y pierna derechos. De ahí la importancia de llegar a un acuerdo entre ambas cabezas, o el resultado de los movimientos del ettin puede ser desastroso.

Sin embargo, la doble cabeza es más ventajosa de lo que pueda parecer, ya que permite al ettin tener un mayor campo visual y facilita el estado de alerta. Es muy difícil encontrar a un ettin desprevenido, siempre están listos para la lucha.

Los ettin tienen un ataque muy poderoso puesto que están especializados en armas de gran tamaño como el garrote y el mayal que, además, pueden blandir en ambos brazos ya que cada cabeza coordina un arma.

Igual que al resto de gigantes, les gusta habitar en colinas y montañas, y hacen de las cuevas su hogar. Al ser seres solitarios, las cuevas suelen estar ocupadas por un solo ettin, a menos que tengan descendencia. En este caso, se ocupan del pequeño ettin durante los primeros años de su vida, hasta que se consideran adultos.

Son poco inteligentes, apenas consiguen comunicarse con otros seres y, si unimos esto a su poca sociabilidad, encontraremos que un ettin tiende a mostrarse agresivo con casi cualquier ser que tenga delante. Aunque es cierto que, en ocasiones, puede llegar a realizar tratos con ogros o con orcos, normalmente con fines perversos.

|Sección| SERES DE DRAFANDOR IV : LOS DROW

Hace un tiempo os mostramos a uno de nuestros parientes más cercanos a los humanos, los Elfos. Si de una novela se tratase, los elfos serían los protagonistas y hoy os traeríamos a los antagonistas; los Drows.

DROWS

Los drow son criaturas malvadas subterráneas descendientes de los elfos.

Al declinarse por las fuerzas del mal fueron expulsados por los elfos del bosque hacia las cuevas del subsuelo.

Físicamente, un drow es muy parecido a un elfo, sobre todo en las manos alargadas y las orejas puntiagudas. Sin embargo, el drow tiene la piel oscura y el cabello muy claro, normalmente blanco. Son bastante delgados y no muy altos. Suelen vestir de negro y usar unas capas élficas especiales que los hacen practicamente invisibles en su entorno.

Los drow son seres de gran inteligencia que suelen hablar varias lenguas. Además, tienen un lenguaje silencioso basado en signos que practican con sus ágiles manos. Poseen cualidades propias de la vida subterránea, como la visión infrarroja, y también habilidades élficas, como la de detectar puertas secretas gracias a su asombrosa percepción de corrientes de aire.

En su sociedad matriarcal se respetan unas normas jerárquicas muy estrictas. Siempre que hay un grupo de elfos, por pequeño que sea, hay una líder. Ésta suele ser una guerrera-maga o una guerrera-sacerdotisa. Los sacerdotes, en su mayoría, mujeres, tienen mucha importancia en la sociedad drow, y adoran a una diosa oscura llamada Lolth.

Los drow son seres malvados que siempre están en conflicto. Para sus combates portan armaduras y escudos de adamantina, y también usan dagas y espadas. Para vencerles hay que conocer su punto débil; la luz brillante. Llevan tantos años sin que ver el sol que la luz directa les resulta cegadora.

Viven en cuevas subterráneas donde han construido inmensas e impresionantes ciudades de piedra y otros minerales. Estas ciudades son refugio para criaturas malignas que habitan también en el entorno subterráneo. Sus enemigos principales son los enanos, con los que comparten hábitat.

|Sección| SERES DE DRAFANDOR III : LAS DRÍADAS

¡Buenas noches!

Hoy en la sección os traemos uno de mis personajes de fantasía  que considero más encantador, las Dríadas.

DRÍADAS

Las dríadas son duendes de los árboles con forma femenina, muy solitarias y de gran belleza.

Físicamente tienen unos rasgos muy delicados, parecidos a los de las doncellas elfas. Tienen los ojos violeta o verde oscuro y su cabello y piel cambian de color según la estación. De esta forma pueden camuflarse entre el bosque sin que se las vea. En el invierno su pelo y piel son blancos, en otoño rojizos, y en primavera y verano tienen la piel muy bronceada y el pelo verde.

Cada dríada pertenece a un roble del bosque. Se hallan unidas a su árbol de por vida y no pueden alejarse a más de 300 metros de éste o mueren lentamente. Una dríada es capaz de penetrar literalmente en un árbol y desde su interior transportarse al roble al que pertenece.

Si alguien golpea al roble al que está unida, la dríada recibe físicamente el mismo daño, por lo que intentará defenderlo a toda costa.

Una dríada tiene absoluto control sobre el árbol al que está ligada, por lo que es capaz de provocar que sus ramas florezcan aunque no sea la temporada, que aparezcan nuevas plantas alrededor del árbol e, incluso, puede provocar un crecimiento de hierba repentino que haga tropezar a los intrusos.

Las dríadas hablan varias lenguas y su gran inteligencia les permite comunicarse con casi todos los seres del bosque, además, hablan el lenguaje musical y el de las plantas.

No son nada agresivas y,  sólo si son atacadas, hechizan a sus asaltantes para defenderse. El hechizo de una dríada tiene un gran poder y sólo los humanos o seres con gran resistencia a la magia pueden evitar caer hechizados.