Senderos ocultos en Drafandor

Un sin fin de senderos, innumerables caminos llenos de peligros inimaginables. Así es Drafandor, en cualquier arbusto, en cualqiier voradil, dentro del hueco de un arbol… Los Bosques de Rein albergan desde elfos entrañables hasta ogros mugrientos y apestosos, desde pequeñas driadas hasta enormes dragones, frutas mas grande que el cuerpo de un troll y componentes mágicos oscultos entre las hiedras y las hierbas que hay en el suelo fértil de los bosques.

Todo eso había podido observar nuestro protagonista Obliquos en su larga travesía para llegar a las montañas acartonadas, lugar donde se oculta el malvado hechicero Menhill.

Puedes seguir todos nuestros trabajos de ilustración del libro en nuestra página de Instagram :

@oblinspiracion

@drafandor

Anuncios

¿Qué ser es…? V ETTIN

Hoy en la sección traemos a unos temibles ETTIN que aterran a los habitantes de los Bosques de Reïn.

ETTIN

Un ettin es un malvado y maloliente gigante de dos cabezas.

Físicamente es muy parecido a un ogro; cuentan con enormes colmillos y tienen la piel tan dura y grisácea que parece cubierta de una capa de pelaje corto. Sin embargo, su tamaño puede llegar a duplicar al de los ogros. De hecho, “ettin” viene del inglés “eoten”, una palabra en desuso que significa “gigante”.

Lo más característico de estos seres es, sin duda, la doble cabeza. Cada cabeza es independiente y dirige una parte de su cuerpo. De este modo, la cabeza izquierda controla el brazo y pierna izquierdos, y la derecha hace lo mismo con el brazo y pierna derechos. De ahí la importancia de llegar a un acuerdo entre ambas cabezas, o el resultado de los movimientos del ettin puede ser desastroso.

Sin embargo, la doble cabeza es más ventajosa de lo que pueda parecer, ya que permite al ettin tener un mayor campo visual y facilita el estado de alerta. Es muy difícil encontrar a un ettin desprevenido, siempre están listos para la lucha.

Los ettin tienen un ataque muy poderoso puesto que están especializados en armas de gran tamaño como el garrote y el mayal que, además, pueden blandir en ambos brazos ya que cada cabeza coordina un arma.

Igual que al resto de gigantes, les gusta habitar en colinas y montañas, y hacen de las cuevas su hogar. Al ser seres solitarios, las cuevas suelen estar ocupadas por un solo ettin, a menos que tengan descendencia. En este caso, se ocupan del pequeño ettin durante los primeros años de su vida, hasta que se consideran adultos.

Son poco inteligentes, apenas consiguen comunicarse con otros seres y, si unimos esto a su poca sociabilidad, encontraremos que un ettin tiende a mostrarse agresivo con casi cualquier ser que tenga delante. Aunque es cierto que, en ocasiones, puede llegar a realizar tratos con ogros o con orcos, normalmente con fines perversos.

La Cima del milagro

Cima del Milagro. Último lugar donde ha aparecido un dios anciano en Drafandor para frenar una guerra destinada a la extinción de la propia vida.

Mientras Obliquos seguía su camino para llegar a las montañas acartonadas, su primer encuentro con el hechicero oscuro Menhill tiene lugar en esta cima. Una batalla plagada de esbirros, drows, ogros, trolls y muchas más aberraciones creadas por Menhill.

#Fantasyart #Worldfiction #LasAventurasDeObliquos

¡Nos movemos por las redes!

Instagram @Oblinspiracion

https://instagram.com/oblinspiracion

¿Qué ser es…? IV DROWS

Hace un tiempo os mostramos a uno de nuestros parientes más cercanos a los humanos, los Elfos. Si de una novela se tratase, los elfos serían los protagonistas y hoy os traeríamos a los antagonistas; los Drows.

DROWS

Los drow son criaturas malvadas subterráneas descendientes de los elfos.

Al declinarse por las fuerzas del mal fueron expulsados por los elfos del bosque hacia las cuevas del subsuelo.

Físicamente, un drow es muy parecido a un elfo, sobre todo en las manos alargadas y las orejas puntiagudas. Sin embargo, el drow tiene la piel oscura y el cabello muy claro, normalmente blanco. Son bastante delgados y no muy altos. Suelen vestir de negro y usar unas capas élficas especiales que los hacen practicamente invisibles en su entorno.

Los drow son seres de gran inteligencia que suelen hablar varias lenguas. Además, tienen un lenguaje silencioso basado en signos que practican con sus ágiles manos. Poseen cualidades propias de la vida subterránea, como la visión infrarroja, y también habilidades élficas, como la de detectar puertas secretas gracias a su asombrosa percepción de corrientes de aire.

En su sociedad matriarcal se respetan unas normas jerárquicas muy estrictas. Siempre que hay un grupo de elfos, por pequeño que sea, hay una líder. Ésta suele ser una guerrera-maga o una guerrera-sacerdotisa. Los sacerdotes, en su mayoría, mujeres, tienen mucha importancia en la sociedad drow, y adoran a una diosa oscura llamada Lolth.

Los drow son seres malvados que siempre están en conflicto. Para sus combates portan armaduras y escudos de adamantina, y también usan dagas y espadas. Para vencerles hay que conocer su punto débil; la luz brillante. Llevan tantos años sin que ver el sol que la luz directa les resulta cegadora.

Viven en cuevas subterráneas donde han construido inmensas e impresionantes ciudades de piedra y otros minerales. Estas ciudades son refugio para criaturas malignas que habitan también en el entorno subterráneo. Sus enemigos principales son los enanos, con los que comparten hábitat.

MENHILL, el hijo de la oscuridad.

Éste es el malvado hechicero que atormenta a los habitantes de los Bosques de Reïn. Obliquos, el protagonista de la trilogía, inicia un viaje para derrotarle pero encuentra que su mente puede verse superada por el poder oscuro. Menhill proviene de los bajos fondos de unas lejanas montañas que su sierra vista de lejos parece cartón. En esas montañas existe una gran red de cuevas subterráneas capaces de llegar a lugares inimaginables en los confines de la tierra.

Ambiente conspiratorio en Drafandor

También hay ambiente conspiratorio en @drafandor
Extrañas estructuras de piedra aparecen en diversos puntos del planeta. La solidez de estas rocas y la presión atmosférica a la que estan sometidas han hecho que perduren miles y miles de años. Especulan los oráculos con sus visiones que hubo una raza de paso en el paneta y fueron ellos quienes construyeron estas maravillas en Drafandor.