Masacre en la noche

Vivo entre dos mundos, carne y hueso postrados ante la oscuridad reflejan lo inevitable, aquella alma sin vida que solo vive una vez cada año, la vieja muerte no puede venir a por mi, ya que cada batalla es batida y devuelta a un inframundo al cual jamas accederé. Llantos de sirenas secundan una moción de censura hacia mi alma en pena. Pero no podrán alcanzarme, hoy debo salir a por sonrisas y felicidad y secuestrarlas, adormecer su canto con vida y enterrarlas. Mi bella esposa yace junto a mi cripta, debe resurgir de las cenizas y volver a mi, volver a aquellos recuerdos que quizás bloqueen mis ansias de vivir, la noche de los muertos, debo surgir.
Me oculto entre las sombras ya que mi rostro no es el mas puro signo de belleza, rasgos característicos de una simple calavera. Solo son simples personas con su vida sumisos a una rutina de la cual no pueden salir. Pues bien, hoy mostraré al mundo mi poder, el poder de enrojecer.
Sangre salpica junto a cristales y paredes que observan una masacre a la cual no pueden evitar, mi amada necesita ser resucitada, mas no volveré a errar.
La luz del alba nace y yo debo volver a mi silencio, pero hoy creo, que junto a miles de corazones arrancados en vida por unas manos inertes, harán que de unas cenizas resurja el fénix que me llevara a volar, hacia un mundo, llamado libertad.

Voces del silencio

Me adormezco pensante, escritos en braile que no consigo descifrar, origen de dudas que deliberadamente reconcomen mis entrañas hasta entrar en trance. Inicio de una carrera de ensueño en la que despertaré en su gran cumbre, volviéndome a la realidad.

Visión distorsionada, estaré dormido ya? Puedo controlar cada parte de mi cuerpo como si de una maquinaria pesada se tratase. Veo llamas, gritos de desesperación, sangre en unas paredes comunes. Huyo de allí, pero hay un vacío, aparezco en otro lugar del mundo en el que la luz brilla con un color verde que despunta y atrae toda mirada de cualquier persona feliz o infeliz de la tierra. Es la aurora boreal. Lagrimas brotan de asombro, felicidad y alegría en unos ojos desencajados de su órbita. Miro a mi lado y ahí está, una mochila que abro y están todos mis recuerdos que un día enjaulé en lo mas profundo de mi alma, vuelven a surgir lagrimas, cada vez mas abundantes. Todos mis deseos dentro de una mochila, como si fuese un nómada que recorre el camino para hallar y recuperar su piedra preciosa, pero no soy Indiana Jones, soy tan solo yo, un cuerpo simple, sin nada a destacar.

Empieza a nevar, trozos de cristal helado caen de un cielo verdoso para caer sobre un suelo inerte sin libertad, el blanco suele ser un color neutral, más en lo profundo de mi alma el blanco destapa la belleza mas pura. Copitos de nieve caen sobre mi piel que hierve y hace que un corazón pequeño se convierta en dos. La sangre corre, pero hoy no sale de mi vida, hoy se junta el rojo con el blanco, chispas de pasión y amor resurgen en mi alma malherida, pero soy consciente, es todo un sueño.

Mi mente sabe hacer buenas jugadas en un partido que jamas podre ganar, en mis sueños mas profundos se unen mis ansias de volar y ser libre, libre junto a ti.

De repente deja de nevar. Como si de la enésima maravilla del mundo se tratase, estrellas fugaces caen del cielo y solo queda que sentarme, junto a mi amada, a bendecir tan glorioso momento.

Pero una desvía su trayectoria, roca sanguinaria, roca mortal, roca de fuego cae sobre nosotros. Termino mi estancia en el paraíso. Vuelta a la realidad.

Mi mente tan solo es capaz de recordar un ultimo susurro antes de aquel silencio desolador, “quédate conmigo otra noche mas”.

Despierta

Estoy cansado, cansado y sumiso a un sistema que es un pozo sin fondo. He caído, mis cuerdas vocales flojean, pero nadie me escucha. Fuerza sublime recae sobre mi haciéndome apoderar de mi propio ser, como si volviese a nacer, he conseguido desatarme de aquello que me rechaza, una luz inspiradora crece y de la nada surge un libre albedrío al que ninguna persona sobre la faz de la tierra es capaz de unirse, creemos que si, pero la esperanza se hunde junto a toda su flota. Tinieblas aparecen en un horizonte que parece quedar muy lejos pero se abalanzan sobre mi haciéndome salir de ese pozo. Campos de abetos, montañas escarpadas, brisa recortadora chocan contra mi lectura de la situación. Que hacer? Como reaccionar? La sangre como horchata que poseía mi cuerpo antes del resurgir de mi flor se ha convertido en sangre rojiza, roja como la pasión, como el amor. No hay nadie a mi alrededor, soy feliz, que es esa extraña sensación de paz y tranquilidad?

La luz mengua, la oscuridad avanza, truenos caen sobre aquellos abetos tan perfectos y simétricos.

Ha sonado el despertador, demasiado bonito para ser real. Vuelta a la condena, adiós al libre albedrío.

Tan solo un segundo

Realidad y suerte, caos y orden. Duelo entre magos que tras cuatro asaltos uno logrará la gloria mientras otro asumirá la miseria. Dicen que el karma es la balanza que equilibra la victoria y la derrota, miradas fijas, dos cartas. El tiempo para cuando ves aquel maravilloso As envuelto de una brisa que recorre tu cuerpo de arriba a abajo haciendo que una tercera edad de hielo proceda a congelar unas pupilas que solo tienen un deseo, volver a repetir la hazaña. 9 almas mas un diablo, aquel que mediante una habilidad de malabarista maneja con semejante destreza tu próxima jugada. Ahí esta, se dobla la suerte y los polos se deshacen para dejar paso a un sol intenso que destierra los nervios a los cuerpos inertes de aquellos que no sobrevivieron.

Como si de un boxeador se tratase la mente entra en acción, el estratega que llevas dentro empieza el pacto con tus sentidos, vista y oído se unen hasta que una conexión hace crear la unión de estrellas y asteroides, el inicio del dominio empieza tras la posición en ventaja. Escuchas las gloriosas palabras “raise” y “re-raise”, sujetas firmemente tu puño con gesto de desacuerdo, ralentizas el reloj, la estrategia ha empezado, las dudas reconcomen tus entrañas pero todo es falso. La guerra ha empezado y lanzas el misil con la voz temblorosa firmas el pacto de “all-in”.

Tus enemigos realizan una acción quizás equivoca o quizás la que les pueda cambiar el rumbo de sus vidas, firman con un “call”.

Momento en que haces el levantamiento de armas. La tensión se masca en el ambiente, la vida y la muerte están por llegar.

Experimento fallido

Perdido en un mundo de caos y desorden, montañas afiladas desgarran el suelo para nacer y crear una muralla. Cientos de miles de humanos corren desesperados al ver como todo lo que querían y adoraban, se desmorona bajo sus pies, es solo otro día, otro día más para el final de la existencia.

Sangre, sudor y lagrimas, suficiente o demasiado? Que es el esfuerzo? Millones de seres luchan por mantener su instinto, que se ve censurado gracias a la inteligencia de una especie destinada al fracaso. Entonces me pregunto, de que sirve ser inteligentes si ya estamos condenados?

A veces mi mente se enajena entrando en un trance que ni yo mismo puedo salir, me atrapa, me seduce, me explota y surgen miles de pensamientos distintos. Un loco oye voces, yo escucho mi alma pués tan solo seré otro trozo de carne mantenida por mi corazón, parte que partirá a descansar, mientras que mi otra mitad está destinada a naufragar como el holandés errante.

Nubes de tormenta arrasan cuerpos llenos de vida, chispas de pasión surgen del roce tan delicado entre ellas. Destrozos emergen de la nada, ilusiones, futuro, un simple primer beso, acaban siendo actores secundarios en una obra jamás escrita, pero a la vez con un destino, arrasar con todo a su paso. Ojos llorosos acaban clamando un poco de compasión, pero ello termina con el silencio y la calma del surgir de una nueva humanidad.
Experimento fallido, comencemos de nuevo.

Los candados

Se busca cerrajero urgente.
El milagro de la vida consta de testigos, almas felices admirando como de dos semillas puede surgir tan hermosa flor.
Carrera anual, carrera para recordar, para crear, para llorar, para ilusionar. Todos los hechos quedan registrados con código de barras, pero muchos tickets deambulan entre la brisa mañanera de una playa no muy lejana de aquí.
Desesperación al buscar ese código puk que te salve del olvido y poder acceder a cada uno de los recuerdos perdidos. Pero esa llave no está, no puedes abrir la cerradura de tu mente para aliviarla y hacer que todos esos gatos negros desaparezcan, preocupaciones insalubres que no te dejan recordar.
Por eso busco especialista, aquella flor que surgió de algo hermoso como es la unión de dos seres vivos, unidos en cuerpo y alma, pero este jardinero no dispone de armas suficientes para transplantarla. Celestina, aparece con mi llave.


Enajenación mental

Piel rayada, ojos simétricos, cuerpo desvariado. Un mundo donde la verdad se convierte mentira y la mentira sigue siendo mentira. La confianza asume un cargo que le queda pequeño, en el libro de la vida solo vale seguir las instrucciones básicas.

Solo somos un trozo de carne que usan los cuatro jinetes como cebos para pescar un trozo de papel.

Hasta dónde somos capaces de llegar?

Creamos murallas, distancias, brevedad a largo plazo en una cuenta que solo usa un color, el rojo. Letras y números, números y signos, chocan en aquella ventana de cristal blindado en la cual solo vemos pasar el reflejo del tiempo.

Tenemos amordazada a nuestra madre, aquella que fue creada de la unión de átomos y dio el surgir de las espécies, pero solo hacemos que mirar adelante sin ver lo que hemos dejado atrás, lo que hemos arrasado. No solo somos polvo movido por una fuerza sublime, somos algo mas que una sola palabra que despierta el interés de aquellos que aún no han aprendido a dar sus primeros pasos.

Queremos ser pero al final no fuimos, aquellos que podrán y no lo consiguieron. Somos hilos que dan el por venir de nuevas marionetas sujetas a aquel que define su existencia como el supremo, pero yo hoy cojeré una simple navaja para escapar, me persiguen, llorar no llena un vacío existencial, hoy buscare y encontrare a las hermanas del destino, y yo mismo con un mero corte, acabaré con el pesar de mi hilo.

No somos nada

Busco ese rincón donde pueda ser libre, donde la vida resurja y mi piél manchada con tinta vuelva a tener ese valor que tanto le daba. Como voy a disfrutar si cada vez la piedra se hace más grande y la grieta más amplia, no tiene sentido, nunca he soportado la espera, pero ahora tan solo espero que acabe y volverlo a intentar, en otro lugar, en otro cuerpo, en otra cabeza, en otro corazón. La luz no brilla y oscurece siempre que amanece el sol, mi vida esta llena, llena de mil piedras en el riñon. Maldigo esta época, maldigo mi indignación, se que nadie leerá esto, por eso muestro mi pena sumisa al destino de mi reencarnación. Quizás lo merezca, quizás no, odio la vida y odio la división. El color nos divide y el dinero nos clasifica, maldigo al señor smith, al señor marx, y a todos aquellos creadores del capitalismo que han hecho que la felicidad se base en un capital que una persona como yo, de el jamas se apoderará, maldigo el vicio y el pecado, maldigo a las mujeres, maldigo a los hombres, porque tienen una mala visión, ninguna mujer es puta y hay pocos hombres que las valoren como yo. Pero eso no se mira, solo se mira en un rincón, donde la estética manda y los demás somos, carne de cañon.

Primeros pasos

Hoy estoy feliz, como aquél niño que rompe los gritos de esfuerzo de una madre al nacer, estoy feliz. Empieza una nueva aventura, la cual quiero mostrar al mundo mis pensamientos más profundos dentro de una mente desastrosa. Este rincón lo llamo, mi paraíso. Escritor novato que tan solo quiere aliviar su día a día en este sitio web. Os invito a adentraros en un mundo paralelo, un mundo adverso a lo vivido, un mundo oscuro y brillante, donde cuerpo y alma se separan para formar un seísmo de melodías que entran por los ojos. Espero que vuestro humilde paso por aquí sea de vuestro gusto, aquí os dejo un pedacito de mi.