Viejoven

El sol amanece, las nubes acechan buscando el poco vapor que les queda para explotar en llovizna. Me levanto con los dos pies pensando en que al no utilizar el izquierdo o el derecho primero, sería un día de lo más normal. Pero mis dos pies crean temblores como si de pasos de colosos se tratasen, la falta de sueño y el cansancio en mi cuerpo llevan a  mi mente a crear falsas sensaciones. Otra noche más que no duermo, que la oscuridad se apodera de mi pensamiento antes de entrar en trance. Una entrada para el concierto más deseado no resuelve los problemas de un adolescente, un adolescente atrapado en el cuerpo de un joven. “Viejoven” busca un nuevo cuerpo al que adherirse e implantar sus leyes, otra alma se ha apoderado del mío y necesita otro recipiente. Quizás el mio ya no sea de utilidad y por fin podré ponerme a descansar, a pasar las noches con la infinidad de estrellas que se posan sobre mi hogar, poder decir, al fin, vuelvo a ser yo. Una pérdida de identidad implica no saber quién eres, pero al no saber quién eres deseas conocerte. Conocer esa extraña persona que se esconde tras el espejo, aquella en la que me reflejo y todo el mundo la ve frente a sus ojos.

Ha empezado a llover, las bajas temperaturas hacen que los sin techo busquen cajeros donde dormir y pasar estas fiestas…Y yo preocupándome por mis problemas… Ese es el problema, pensar que solo existo yo, cuando hay un mundo enorme por explorar.

Rebelión poética

Ellos me persiguen, una noche pacífica

buscan por los rincones de la ciudad magnífica,

estudian mis movimientos de forma mediática

entreteniendome con un R.Madrid-Benfica.

En ésta calle vacía no me ven,

están ocupados con sus transacciones,

me convierto en x-men para llegar a fin de mes

mientras ellos en la bolsa se rebosan con millones.

Alquimista de sangre fría,

saco mis pociones y me pierden la pista,

soy invisible para esos ladrones

les daño los ojos para que pierdan la vista.

Mis tropas jamás se retirarán,

pedirán clemencia ante tanta insistencia,

son más de 300 los que atacarán,

mis principios y valores rompen sus defensas.

Rebeldía en puro estado, estado derrotado,

mundo de ensueño solo puedes soñarlo,

demasiado caos en este orden ordenado

almas puras contra fieles hipnotizados.

Casi todos manipulados

la manipulación en el mercado,

sobrantes entre bancos acaban en quien los ha rescatado

ahorrando y manipulando las arcas del estado.

Maltratados, parados, judas crucificados

ejercen prostitución por cuatro pavos,

buscan en el arbol pero no hay regalos

sin luz en casa porque se la han cortado.

Solución imposible encontrarla,

acabarás perdiendo si intentas buscarla,

la batalla contra la banca pesa más su balanza

así que intenta desnivelarla.

Nivela el poder que vas a ejercer

sobre el que oprime al que quiere bién,

mordor fué poco con lo que habrá que ver

esperando a que la verdad los rebele.

Somos los títeres de marionetas manipuladas,

quienes nos lideran también están atados

sociedad podrida, salgo de este barco,

a ver si fuera no me entran arcadas.

Armas demanteladas,

petróleo en barriles para comandantes,

cocaína, éxtasis y marihuana,

envueltos en diamantes de sangre

para su majestad y la dama.

Lecturas místicas

Calderos ardientes rebosantes de lava, hierven una posibilidad para Obliquos de escapar de ese infierno. Pero el veía como poco a poco la soga que le mantenía le apretaba más y más fuerte hasta crear posibles secuelas. Vivir arrodillado vendiéndome por un contrato basura que equivale a prostituirse, o ser fiel a sus principios y morir de rodillas?

Quizás haya más luchas y cada vez de mayor dificultad, pero una piedra es endurecida y moldeada por el paso del tiempo. No será por piedra pisoteada por la que no enfrentarse al mundo paralelo que se encuentra en el espejo en que se reflejaba ésta mañana, antes de toparse con ese gran farsante que se enfrentaba. Golpes como árboles repicando en su gran muralla para derribarla, pican a la puerta del lavabo. “Ya salgo”, contestó Obliquos con voz neutral.

Ése gran obstáculo al que se enfrenta es ese individuo que se esconde tras el espejo. La batalla contra él mismo.

Ciao 2015

Diciembre, mediados, la luminidad navideña alumbra el pueblo, los pájaros ya emigran allá donde reina el calor. El año ya se acaba, termina igual de como empezó, incluso con más mierda por encima creemos en el milagro de navidad. Pero aquél movimiento que surgió para, según la iglesia, dice que nació Jesucristo, es tan solo una invención de las grandes multinacionales para que practiquemos el consumismo, que gastemos, gastemos y gastemos aquél dinero que no tenemos para pasarlo mal en enero y que el poco que nos quede nos lo gastemos en las rebajas.

Pero no quiero resaltar este movimiento cultural para que destaque mi año. Ha sido un año repleto de altibajos pero que ha pasado de la noche a la mañana. El tiempo se incrusta en mi piel dándola de sí, haciéndome un año más viejo. Todo un año dedicado a lo mismo, a pensar en una sola cosa que hacer apartar a todo lo que venga relacionado con el dinero, trabajo y familia. Quizás sea una razón egoísta, quizás nunca tenga solución, quizás nunca hubiese pasado. Miles de preguntas que atormentan mi cabeza haciéndome pensar día tras día en ella. En una figura que ilumina la noche con su alma de fuego y su piel marcada por la nieve. Pero nada será resuelto haciendo que desaparezca el 2015, no volverá y tengo que acostumbrarme. El lema “vuelve por navidad” no existe en mi mundo, ella ahora ha empezado otra etapa en la que no puede llevar el peso del pasado, pero mi peso me llevará hasta un futuro en el que consiga aliviar y regenerar aquella parte de mi corazón que se llevaron. Para el año siguiente, un nuevo camino empezaré, volveré a recoger mi mochila y como si de un nómada me tratase, buscaré mi casa y mi lugar por todo el mundo. No ha habido día que no piense en ti, y no creo que lo haya hasta que alguien me acepte y me quiera como un día lo hiciste tú. Esta navidad, es tan solo otra más, otro año más que acaba y el primero que estas lejos de mí. Hace poco fui de acampada, y mirando al cielo estrellado vi una, vi una estrella fugaz y antes de poder pensar que deseo quería, salió disparado hacia el cielo. Ese pequeño instante en el que imaginas la vida perfecta, se convierte en el momento más preciado del año, solo cuando sueño, soy feliz.

Al rescate de mi musa

Alma fiel a Neruda busca musa con la que desatar miles de tornados hacia el pacífico en busca de oro en cofres, más solo queda en una isla desierta de naufrago. Erra entre los arrecifes repletos de pequeñas sanguijuelas que solo hacen que exprimir la poca sangre que quede en ese cuerpo sin rumbo. Necesito volar, como aquella gaviota que surca de playa en playa buscando un lugar por el que vivir. Necesito mi brújula, aquella que me diga dónde está el norte y hacia donde debe ir mi camino. Que me inspire las mañanas soleadas junto a mi cabaña en un árbol, y me diga: “juguemos un rato más”. Pero los días en la isla son eternos, la duda crece y mi mente no espera que aparezca mi guía. Más mi corazón la ansia, crece su deseo y ganas de llenarlo con aquella inspiración que pase de la oscuridad de la noche en medio de la nada, y la mañana degastada a la luz radiante que crece un domingo al despertarme y ver su cara sonriendo y soñando. Pero no es fin de semana, es un martes cualquiera, en el que me levanto y veo mi cama vacía, esperando que resurja ella. Que vuelva y que me guíe hacia la luna nueva, donde el día se pinta de esperanza y la noche de relajación completa.

Somos nécios y estúpidos

El mundo en el que nos rodeamos tan solo es un pequeño y minúsculo punto en la infinidad del universo. Entonces, porque nos creemos el centro de él?

La raza humana ha evolucionado, o como le digo yo “des-evolucionado”, en un sentido irracional, se han sentado unos pilares en la sociedad actual en los que no se mira por las personas. Es decir, el egoismo ha crecido de tal manera que solo miramos por nosotros mismos y por nuestro própio interés. Por ejemplo:

  • Si yo hoy salgo a la calle y quedo con mis amigos, siempre en cada grupo social hay una especie de cabecilla, que ya sea por su forma de ser o por sus bienes materiales, será el que tenga la última palabra. Decidimos en votación lo que queremos hacer, pero si al supuesto cabecilla no le apetece hacerlo, no se hace.

Entonces, que se debería hacer?

Primero de todo, aunque haya una division de grupo, si a mi me apetece irme al pueblo de al lado, cojo mis cosas y me voy. El egoismo tampoco tendría mucho que ver, porque quien quiera venir está en su derecho, pero si yo obligo a esas personas o las convenzo ya estoy entrando en su derecho a decidir. El egoismo y la convicción vienen de la mano.

Esta sería la base de porque la sociedad se está pudriendo, pero quedan los pilares más importantes que alimentan a ese egoismo.

Otro de ellos sería el capitalismo.

El capitalismo es una especia de cancer, pueden haber malignos o benignos. El capitalismo ha dividido la sociedad en clases sociales, evitando que estas se mezclen. Una persona con mucho poder adquisitivo no se juntará con una persona que vive en el campo. Porque?

Muy sencillo, porque el nivel de vida que llevan unos y otros es muy distinto. El rico jadea entre lamborginis y ferraris, mientras que el pobre se conforma con una bicicleta. Por ejemplo:

  • Un famoso como George Clooney no quedará a tomar unas cervezas con dos obreros de la construcción después de acabar su jornada laboral, porque?

Porque sus fans, su circulo de gente cercana, o cualquier otro medio de comunicación le daría mala imagen. De aquí podemos sacar un ejercicio básico:

  • Si esa situación pasase, que cambiaría?

Según como ha evolucionado la sociedad capitalista actual, los obreros querrian sacar tajada. George les ha explicado algo en estricta confianza y ellos van a los medios de comunicación a vender la noticia. El dueño del bar, pondría tapas con su nombre y promocionaría el lugar para conseguir más clientes. Quién perdería aquí? George.

El capitalismo ha dañado a todo el mundo creando esas clases sociales, el pez grande se come al pequeño, pero si el pequeño se salva y se lleva una escama del grande, va a venderla a la tele.

Otro pilar complementario al capitalismo, sería el poder de convicción, es decir, la publicidad.

Pintan un producto o un hecho de la manera más fantastica posible para que te gastes un dinero que te ha costado horas de tu vida y lo compres, y si no lo compras no vas a la moda o eres tonto. Media mark te lo dice directamente, “yo no soy tonto” porque compro aquí. La publicidad no tiene porque ser solo material, la publicidad la intentamos transmitir a la hora de convencer a alguien para que haga algo, como en política. Lo que viene a ser una sociedad estereotipada. Vamos a poner un ejemplo no material:

  • Un chico y una chica que son pareja. El chico ha cometido errores, y la chica consulta con sus amigas que debe hacer. Ellas le dan el consejo de que corte con su relación y que vaya con ellas de fiesta que hay más hombres en el mundo.

Sus amigas lo que estan haciendo subliminalmente, es cortar su libre albedrío, no la dejan escojer. Porque? Porque luego la chica piensa; “y que dirá la gente si no corto con él? Me miraran raro…”.

Sin darnos cuenta y sin pensar en ello, el ser humano va cortandose a si mismo las alas a raiz de los pilares que ha puesto él mismo.

En todo esto hay un circulo vicioso, una pequeña rueda que gira sin parar.

EGOISMO —> DINERO —> PUBLICIDAD —> CONSUMO —> EGOISMO

Es dificil saber por donde empieza y por donde acaba este circulo vicioso, pero no es muy dificil entenderlo.

Por otra parte está la tecnología. La tecnología si no la sabes utilizar, ellos la utilizan para manipularte, y acomodarte la vida. Te lo ponen todo más fácil, te atontan. La educación ya no se aprende, se busca en internet. Estamos todos los dias delante del ordenador, del mobil, de la tablet… Sin saber que es lo que pasa ahí fuera y que hacen los que llevan los hilos de nuestras vidas. La tecnología no es algo tan negativo aunque a utilizan para manipularnos y para establecer una sociedad del consumo.

Por último y más importante, me gustaría resaltar un pilar que lleva por buen camino a poca parte de la sociedad de hoy en día. La capacidad de asombro de una persona.

Cuando somos pequeños nos asombramos por cualquier cosa por ridícula que sea, ya que desconocemos todo aquello que nos rodea, no conocemos este mundo en sí. Cuando crecemos nos asentamos al mundo y a su cotidianidad, dejamos de sorprendernos por cosas que ya tenemos vistas, y la cosa no debería de ser así, contra más facilidad de asombro tengamos, más preguntas nos haremos y más respuestas encontraremos.

Sabio no es el que menos pregunta porque ya ha aprendido la lección, sabio es aquél que pregunta sin parar para saber los distintos puntos de vista.

Julian Corón.