LAS AVENTURAS DE OBLIQUOS: El viaje I

Hacía mucho tiempo, en las lejanas montañas de la gran tierra, había un pequeño pueblo que sufría las consecuencias de la madre naturaleza, necesitaba oro para poder trasladar a su pueblo. Lejos de allí había unas altas montañas que parecían acartonadas. Allí arriba residía en su cueva el hechicero junto a toda una gran fortuna. Su séquito robaba a los pueblos cercanos pero nadie podía subir a las montañas ya que decían que estaban encantadas.

Un chico del pueblo, Obliquos, había podido desarrollar tanto su mente que hasta alcanzar la telequinesis. Pensó que quizás él pudiese entrar en las montañas y esquivar cualquier tipo de barrera. El pueblo llamado Onirio puso su fe en él pero sabían que era un camino complicado.

Obliquos emprendió su camino acompañado de su lobo gigante Stifler, oscuro como la noche, blanco como la nieve y con mirada celestial. Avanzando por la orilla del río evitarán a los avistadores infiltrados del Hechicero, pero no podrán evitar al capitán del río. Un cocodrilo gigante con una mandíbula capaz de destruir aldeas en segundos, detiene a Obliquos impidiéndole el paso.

– ¿Dónde te crees que vas? Ésta zona es mi territorio, !y quién entra sin permiso ya sabes lo que pasa!

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s