Perdido por el mundo

20160313_133850

Lagañas perdidas no hay donde mirar,

buscan escondidas ojos a los que saltar,

pupilas dilatas, retinas encristaladas,

mirada perdida en los ojos el chaval.

 

A veces uno se encuentra a si mismo en aquél lugar donde nadie lo recuerda.

 

Obliquos.

 

Anuncios