A la mujer del barroco

Llooooooora, hoy mi triiiiste aalma lloooooora

Llora por la mitad que le ha dejado/////// por ruin y por traidor.

 

Llora, hoy mi alma llora

por lo que pudo ser y se quedó en un hola,

el día muere, la hora a solas se pierde

mi ser inconsciente acabará con la soga.

Dolor se siente al perderte

el día no amanece si no puedo verte

al despertarme no me siento nadie

vuelvo a soñar para poder abrazarte.

 

La locura viene acompañada de la droga más pura

amor sin ruta con tu hada, sin normas ni dudas

hasta el fin del mundo si hiciese falta y recorrer tu piel nevada.

Recuerdo portales, bancos y estancos

una pose, luces, escaleras y tu cuarto

tu santuario, paz, calma y libertad

fué maravilloso contemplarlo.

 

Llooooooora, hoy mi triiiiste aalma lloooooora

Llora por la mitad que le ha dejado/////// por ruin y por traidor.

 

Unión de dos cuerpos en carne viva,

caídas pero besos que sanan heridas

caricias sobre piel de gallina

como pudo ser un amor tan suicida.

Lograré salir con vida pero,

su pelo rojo como el fuego

sus caricias no se olvidan

arderé con morfina en su caldero

aunque sigas siendo el amor de mi vida.

 

La salida vendrá,

cargada de paz y tranquilidad algún día.

Ella no volverá,

paseos otoñales, jóvenes llenos de vida.

 

Dejaste marca arta de tanta farsa

actos mezquinos realzaron tu lastima

deseando bienestar tuviste que pasar pagina

no debí hacerte derramar ni una lágrima.

 

No tuve otra opción ocultarme y poder mental

corre el río el tiempo pasa a tu lado no supe estar.

Momentos duros alejado pensando en el mar

Yo huyendo y tu sufriendo en el hospital.

 

Llooooooora, hoy mi triiiiste aalma lloooooora

Llora por la mitad que le ha dejado/////// por ruin y por traidor.

 

Sin tu eco yo me enfrío no entro en razón,

volaré hacia tus besos antes que vuelva el calor

cambiaré ese hueco vacío,

cuando haga frío hallar cobijo en mi corazón.

Mi alma no descansará hasta estar en paz

mi cora palpitará sin descansar

presión por volver a la realidad

esporas de amor algún día me harán callar.

 

El que su voz no escucha no llegará

el destino marca la meta tu la definiras

olvidar o recordar, bellos momentos

como un cuento despierto en la realidad.

De estar con la comodidad

a pasar pisando las piedras del mal

no renegaré mi voz hoy se alzará

por ella nuestro amor, y nuestra amistad.

 

Lloooora, hoy mi alma llooooraa.. por lo que dejó marchar.

 

OBLIQUOS    3  de marzo  de 2016.

Las aventuras de Obliquos: El viaje V

Al día siguiente, cuando amanece, Obliquos y Stifler continúan su viaje mientras que Logan Pinzamorten va camino hacia el poblado.

Están a punto de llegar al puente colgante, un puente hecho por el gran árbol Voradil, un árbol con más de 1000 años de vida. Dejando caer sus lianas repletas de frutos venenosos hasta un pequeño tronco que une los dos barrancos, es imposible deshacerse de él y hacerlo caer, ya que tiene un tronco tan grande y ancho como el cuello de una pequeña montaña. En él Obliquos ha visto infiltrados a los avistadores del Hechicero, y ve como se van volando algunos, mientras que otros bajan a distraerlo. Los avistadores son experimentos del propio hechicero, buitres con 2 alas más de lo común, protegidos por implantaciones de conchas de tortuga, es decir, buitres con armadura.

Obliquos no es capaz de detener a aquellos que han huido volando, pero tortura a aquellos que vienen a despistarle.

– Que quiere vuestro amo? – Pregunta Obliquos con un gran enfado.

Al no responder, deja a Stifler que haga el trabajo, ya tiene comida.

Al avanzar hacia el puente empieza a rugir la tierra, temblores que se tienen que escuchar hasta en el mismo Onirio, pueblo de Obliquos.

Obliquos avanza y ve el acantilado…

– Stifler ven aquí, mira esto. Nunca antes ha habido lava en este precipicio, había un pequeño río que salía de las montañas acartonadas y bajaba hasta el propio mar. Que hacemos? Esto empieza a irse de la realidad, no puede ser, eliminara toda la fauna y arrasara con todo a su paso!

De repente surge de la lava un león resplandeciente, brilla tanto como las estrellas en verano.

Continuará . . .

Las aventuras de Obliquos: El viaje IV

Logan Pinzamorten parece que ha calmado su ansia de sangre. Obliquos lo tiene inmovilizado pero al ver que ya vuelve a atender a razones, lo suelta y paran a recoger fuerzas para lo que les espera. Esto es solo el principio…

– Obliquos el hechicero sabe que vas en su busca, no debes continuar o acabará contigo. -Dijo una nueva imagen de pinazmorten más relajada.

– Debo continuar Logan, mi pueblo está sufriendo la ira de la tierra, y esa ira no sería causada si el hechicero dejase de hacer de las suyas. Estamos trasladando el pueblo a otro lugar, pero necesitamos oro y plata para poder reconstruir el poblado.

– Entiendo tus actos y te deseo lo mejor, pero debes tener cuidado cuando llegues al puente colgante, allí se esconde un enemigo mucho más poderoso que yo. Son pacíficos algunos pero se han vuelto locos debido a algún conjuro, luego otros son simplemente esbirros del hechicero.

Obliquos decidió quedarse a descansar por esta noche y hacer un pequeño campamento, llegó a un trato con Logan Pinzamorten y él guiará y protegerá a su pueblo en su traslado hacia el Valle del Hayla.

Continuará…