Las aventuras de Obliquos: El viaje VI

El nivel de la lava seguía subiendo, aunque lentamente. Obliquos ha sido golpeado por una especie de león alado. Su cuerpo reluce como las estrellas, como el propio sol, Obliquos sigue inconsciente. Stifler intenta despistar al león mientras recupera el conocimiento, pero parece que pasan los minutos y Obliquos sigue sin despertar.

El león escupe tres bolas de fuego seguidas que el propio Stifler no se espera, y aunque lleva una gran armadura, es derribado. Aúlla de dolor clamando ayuda, nadie parece que lo escuche… O quizás si?

<<… Dónde estoy? Que son esos chillidos? Stifler? …eres tú? Que te ocurre? …me duele todo muchísimo…>>

Parece que Obliquos empieza a despertar! El león va hacia él, ya que Stifler lo había alejado bastante y había quedado cerca del Voradil. Quizás no tenga el tiempo suficiente para reincorporarse ya que el león ha lanzado otras 3 bolas de fuego para acabar de rematar a Obliquos.

– Que… le has… hecho… a mi lobooooo!!!!! – Obliquos explota entra en rabia y crea una pequeña onda corporal que desintegra las bolas de fuego.

En un abrir y cerrar de ojos Obliquos sujeta al león.

– Voy a ser rápido contigo.- dice con gran enfado.-Quiero que me digas ahora mismo que quiere tu amo hacer con toda esta tierra, tienes tres segundos.-el león no contesta.-Tres..uno!

Obliquos desintegra al león y va a ver a Stifler. Pero olvida a su paso echar un vistazo a un lugar, al precipicio. La lava no para de subir, ya ha llegado a la mitad del acantilado.

Continuará…

 

Nota del autor:

Me gustaría deciros que los posts de este blog son simplemente la idea de un libro o saga relacionada con el personaje Obliquos, creado por mí. Aquí cuelgo la idea del capítulo que es inspiracion pura, y luego elaboro el capítulo. A los que habéis seguido estas aventuras, me gustaría deciros también que hay un proyecto en marcha en el cual publicaré un libro llamado Obliquos, donde estas aventuras estaran reflejadas cortamente. Dicho esto, nos movemos en Instagram @oblinspiracion y en Facebook @obliquos. Gracias a todos, un fuerte abrazo.