Rumbo encontrado

Ayer me levanté sin conocer el día en el que estaba. 

Todo me daba vueltas, pensé que deliraba.

Mi rumbo era moverme sin mirar cada pisada.

Y mi ruta hacia el sol, quien hace que desvies tu mirada.
No soy Ícaro, pero si estoy loco. 

No tengo alas que las quemen este sofoco.

Mi locura es transitoria, me lleva hacia mi norte, donde se encuentra mi victoria. Pero no soy aquel que veras venir de lejos, soy aquel que con sigilo me pongo a tu lado, dejándote perplejo. 

Paso a paso, pisada a pisada. Huella en el camino, es hazaña pasada. 

El calor aumenta, el frio decae, mi cuerpo envejece y el ritmo ya cae.

He vivido, soñado, cantado, reído.

He creído, llorado, sangrado y herído.

He perseguido cada instante antes de que se halla perdído.

En fín, ese es mi sueño, seguir viviendo y cuando sea un abuelito, contar a mis nietos, todo lo que he vivido.
 ~Obliquos~

Anuncios

Un comentario en “Rumbo encontrado

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s