Explota las teclas: Capitulo 1 ( 2a parte )

Mientras avanzamos alguien nos asalta por detrás y no para:

– Lucas Grau y Nahúl Armet, puedo hablar con vosotros un segundo? – un hombre de traje que parece un poco nervioso nos detiene.

No sé qué puede querer un hombre así, pero nos ha seguido y casi descubre nuestro pequeño secreto.

-¿Quién es usted y porque nos está siguiendo hasta aquí?- Nahúl empieza a alterarse.

– Nahúl tranquilo, cálmate. Que quiere de nosotros y lo más importante, ¿cómo sabe nuestros nombres y apellidos? – obtengo su atención con mi pregunta.

– Tengo algo importante que comunicaros, pero no puedo deciros quien manda a que os haga llegar este mensaje.- Dice el hombre trajeado.

– ¡Suéltalo ya! – Nahúl vuelve a precipitarse.

– Llevamos observando vuestros progresos desde hace años, vuestras ideas, vuestros proyectos, vuestras creaciones, y estamos impresionados. Muy pronto tendréis noticias nuestras, estamos interesados en hacer realidad muchas cosas junto a vosotros, cuando sea el momento volveremos a hablar.- el hombre parece que lo ha sacado todo.

No entiendo esta situación, no entiendo quién demonios es este hombre y lo que menos entiendo es que quieren hacer con nosotros. Nahúl no puede reprimirse más y explota de ira yendo a atacar al hombre, no me da tiempo a evitarlo. Aunque en el momento en que le da el puñetazo ha sacado chispas.

– ¿Nahúl para, que haces tío?- aparto a Nahúl del hombre.

En un último forcejeo el hombre cae al suelo, empieza a soltar chispas y nos somete a una vibración muy potente, los brazos se le empiezan a separar, el cuello, las piernas, todo el torso. Humo sale de esas separaciones, ante mis rápidos reflejos mentales, deduje que era un robot, así que nos tocará correr si no queremos que la explosión y su onda expansiva nos deje hechos polvo.

– ¡Nahúl! ¡Corre!- empezamos a correr hacia la entrada del túnel antes de que explote.

Esta es sin duda una de las situaciones más raras que he vivido, un robot camuflado en humano ha venido a darnos un mensaje y nosotros hemos hecho que reviente, bueno, lo ha hecho Nahúl.

Justo cuando entramos al túnel, explota el robot. Ante la poderosa onda expansiva alguno de los pilares que mantiene el túnel de entrada a caído y ante la poca seguridad y la posibilidad de que sea descubierto nuestro taller, acabamos de tirar un par de pilares para bloquear la entrada, tendremos que llegar al banquero antes de que se derrumbe algo más y allí pensar otra vía de escape, otro túnel.

La red de túneles es una de las más grandes del mundo, cada túnel puede llegar a tener hasta 20km de largo y profundidad. La cordillera del Mastón, su historia llega hasta un escrito del siglo VIII, mientras estábamos invadidos por los árabes. En esos escritos se habla de una majestuosa cordillera donde se reunían los reyes de Francia con los invasores.

Más tarde sobre el siglo X, hay ciertas leyendas que dicen que la cordillera era una antigua fortaleza templaría, del mismísimo Hugo de País, uno de los 9 caballeros que fundaron la antigua orden de los templarios.

Se aposentaba en las cordilleras para crear estrategias para la dominación de la península Ibérica, antes de partir a tierra santa.

Mientras Hugo estaba fuera de su fortaleza, mandó a su ejército a dirigir una perforación de la cordillera para crear esa red de túneles, no hemos explorado toda las vías, ni hemos encontrado todas las entradas y salidas, pero hicieron algo en la montaña para filtrar el agua dentro y hundir el centro de la cordillera. Tenemos algunas investigaciones con un amigo llamado Michael, él es historiador y arqueólogo, tiene solo 2 años más que nosotros y digamos que le encanta cada pedazo de historia que pueda llegar a acariciar con la fina capa de sensibilidad de sus guantes protectores. El estudio parte de la montaña y siguió algunas leyendas de caza tesoros que habían entrado por algún túnel de la montaña y había llegado a salir. Muchos creen que el interior de la cordillera está lleno del famoso tesoro de los templarios, otros los toman por locos y yo pienso que los locos son los que llegan a rozar el cielo.

Pero por si nos habíamos ablandado, esto sí que es una situación de locos, y también podemos ir al cielo.

Conseguimos a duras penas llegar al bunquer. Todo el túnel se ha derrumbado y tendremos que crear una vía de escape y posiblemente el bunquer quede inaccesible para otra vez, ya que tenemos una pequeña capsula perforadora enorme en la que cabemos los dos, de hecho fue creada para abrir una vía de escape en caso de peligro.

Los mapas parecen claros, debemos perforar en línea recta y ascendente para salir en la mitad del camino de Santa Miquel, cerca del monasterio, que estratégicamente está muy bien situado.

Justo en el borde, donde se juntan las cordilleras viendo los dos valles caer con sus bosques verdes, naranjas y marrones y al final de todo se puede ver el mar relucir con el sol cuando se esconde por el horizonte.

 

Continuará…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s