Explota Las Teclas: Capitulo 1 ( 3a Parte )

Empezamos a perforar cuando pequeños temblores empiezan a suceder y cada vez más repetidamente. Al salir del bunquer vemos como se hunde detrás de nosotros mientras nos alejamos pero el rumbo se nos tuerce cuando vemos que yendo rectos y ligeramente ascendentes nos empezamos a hundir también. Empiezo a alterarme y a decir a Nahúl que acelere o que haga algo que para eso la ha construido en la perforadora, por extraño que parezca, lo veo tan calmado que parecía que se había fumado algo.

– Pero Nahúl no ves que nos hundimos? Quieres hacer algo de una maldita vez? – Se sobresalta Nahúl con mis nervios.

– Tranquilo Lucas, solo estoy esperando a recorrer unos metros más y apretaré un pequeño botoncito escondido para que no lo pueda tocar nadie, no como en las películas que ponen el botón grande y en medio para que lo aprietes sin querer.

A los 2 minutos Nahúl aprieta el botón y de golpe ascendemos a una gran velocidad, propulsados por un reactor PVR de 80 MV, para entendernos, como uno de los propulsores de los portaaviones de la armada.

En pocos segundos vemos la superficie y el detector de luz nos hace una frenada automática sin retroceso, hemos salido justo arriba de la montaña en la que su valle está ocupado por nuestro pueblo Onírio. Nadie nos ha visto ni hay ningún excursionista, esconderemos la perforadora bajo tierra y pondremos un chip localizador para volver a buscarla.

Que día más nefasto, son las 3 de la madrugada, aunque suerte que es viernes y no tengo clase mañana. La semana que viene es la última de la universidad y el miércoles nos dan las notas finales con la siguiente graduación el viernes.

Este fin de semana creo que haré un poco de relax, descansaré y acabaré con tranquilidad el trabajo de legislación, que lo he hecho sobre la creación de una empresa ficticia en la que vendemos robots con servicios, ya sea jardinero, cocinero, asistente de limpieza, etc. Entonces lo importante del trabajo son los permisos y los parámetros establecidos por ley para la comercialización de robots, es un trabajo muy tostón, pero tengo que acabarlo para ver si puedo optar a la matricula.

Estas situaciones que estáis empezando a conocer son mi vida misma, mí día a día, momentos de delirio máximo que solo son imaginables en la ficción. Estoy harto de tener que ver politicuchos robando nuestro dinero, estoy harto de ver como los medios ocultan que la guerra ya está aquí.

Por eso quiero llegar hacia mi límite, hacia un nivel supremo de creatividad y creación que me permita conocer todo lo que tienen montado las grandes elites que dirigen el planeta. En la televisión solo muestran los ataques en Siria, revoluciones de pacotilla en Venezuela. Todo son montajes, teatro del bueno, actores fingen ante las cámaras para después poner el titular que les convenga.

El miedo es lo que inculcan, el miedo a perder la pequeña comodidad con la que nos conformamos. Aquellos que se conforman como ganado solo pueden vivir como ganado. Yo quiero saber la verdad, conocer cada secreto de este planeta, y si para eso tengo que trabajar 50 años, lo haré, el momento se acerca y tenemos que estar preparados para la acción.

El otro día con mi ordenador secreto y blindado a cualquier intruso que quiera acceder a su sistema, iba navegando por la Del Web, que es el mercado negro de internet, y encontré una empresa que se dedicaba a la venta de bombas.

Por curiosidad entré y destrocé con mi habilidad de hacker todos sus muros de seguridad y conseguí los datos de la persona a la que iba ingresado el dinero de las ventas, no os imagináis quien era… Jorge puñol, si, el ex presidente de Catalunya. Me indigné tanto que puse una pequeña rectificación del ingreso a una cuenta falsa que tengo, es imposible que rastreen alguno de mis movimientos, y conseguí retirar hasta 18.000 euros en 2 horas, hasta que consiguieron echarme del sistema y petar el escudo que había puesto dentro de sus propios servidores.

Ahora que pienso, puede que empiece a relacionar lo sucedido hoy de camino al bunquer. ¿Me habrán descubierto? ¿Conocen cada movimiento que hacemos?

Después de dos días de recalificación de la red de túneles para encontrar otra cavidad, llega el miércoles, día de notas.

La verdad es que estoy nervioso, no me importaban porque sabía que iba sobrado, pero a la hora de la verdad estoy de los nervios porque de ese maldito papel que no tiene mera importancia depende mi futuro.

La tutora me entrega el sobre y salgo de su despacho haciendo un esfuerzo increíble para mantenerme en pié, me tiemblan tanto las piernas que parecen flanes. No puedo llegar muy lejos y dejo caer todo el peso de mi cuerpo en un banco de los jardines de la universidad. Después de un largo rato me decido a abrir el sobre y ver si obtendré el maldito título de una vez, justo cuando voy a abrirlo escucho gritos en egipcio, es Nahúl corriendo hacia mí.

– ¡Lucas! Tío, mira mis notas!

Abro el sobre que me da, y solo veo matrículas. Es totalmente imposible que Nahúl haya sacado todo matrículas si la mayoría de los exámenes no pasaba del 7. Seguro que cuando las mire yo no tendré ni una sola matricula.

– No puedo creerlo, si en las clases dormía y solo trabajaba en nuestro taller para hacer los trabajos. – empieza a gritar en egipcio de nuevo.

Decidido a ver mi futuro marcado, abro el sobre con las nota y la sorpresa es tan inexplicable que solo se me queda cara de póker.

– ¿Qué te pasa Lucas? Pareces un yonqui con la cara descolocada.

Incrédulo le muestro las notas a Nahúl y él no puede evitar reírse y gritar más alto en su idioma.

– ¿Cómo puede ser que tengas todo matriculas igual que yo? – empieza a reír de nuevo.

Aquel papel era real, eran mis notas. En el momento que fui consciente de ello no evadí la emoción, el sentimiento de felicidad extrema. Todos aquellos años que para mí no tenían importancia me habían hecho realizarme como profesional y abrir mi mente a las críticas. También tengo que decir que me lo he currado bastante, 4 años trabajando día y noche junto a Nahúl sin parar solo para graduarnos, cuando también podríamos haber aprendido lo mismo por nuestra cuenta, sin estancarnos.

Estoy tan feliz que esta noche reuniremos a todo el comando Obli para celebrarlo y para poner a todo el mundo al día con los planes de este verano.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s