Las Aventuras de Obliquos: Capítulo 6 (3a parte)

Se trataba de un campo invisible mágico que había puesto el hechicero para evitar cualquier tipo de magia dentro del poblado que no fuese la suya, para tenerlo todo bajo control. Obliquos es consciente de la situación: hay una entrada sin vigilancia cosa que le hace sospechar, otra con dos secuaces cobrando entrada y la restante es solo para uso y disfrute de esbirros y secuaces.

Está en una encrucijada pero cree que tomará la mejor opción sin duda. El hecho de nunca arrepentirse implica aprender de las victorias y los errores de las derrotas. Al volver al cuerpo, Obliquos aún tarda una media hora en despertarse ya que prefiere recuperar algo de energía.

Han pasado unas horas desde que Skifler se había puesto a dormir y cuando despierta, sus ojos azules como el cielo fijan la mirada en aquel humano que le había disparado una flecha y estaba tan malherido. El hombre había cogido los alimentos y el agua que Skifler le había dejado cerca suyo. Las hojas de hiedra curativa también se las había puesto y parecía que tenía mejor cara.

  • Veo que llevas bolsas en el lomo, ¿tienes amo?- Dijo con una voz templada e insegura, Skifler murmura y asiente.- Deduzco que no eres seguidor de Menhill, así que puedo estar a salvo. Soy Roldred, uno de los descendientes del verdadero Claderos. Me he escapado de las garras de los esbirros de ese guardián del pueblo ya que quieren exterminar a todo aquel que haya vivido en Claderos. Espero que tu amo no sea viajante ni esté allí, porque solo hay una entrada por la que poder acceder, y si entras no hay forma de salir otra vez. Es el poblado que abduce almas.

Skifler se lo queda mirando entendiendo cada una de las palabras pero a la vez poniendo una cara de estar alucinando que se había quedado medio paralizado por el shock.

¿Qué le estaba diciendo aquel hombre extraño sobre el pueblo al que estaba a punto de llegar Obliquos? Obliquos había descubierto que se ocultaba en cada una de las entradas y sus investigaciones cuadraban con las palabras de Roldred, aunque Skifler desconocía eso. El lobo gigante vuelve en sí y se levanta de un salto con lo que se da con el techo de piedra tras la cascada y cae desmayado.

Obliquos se ha despertado y ha tomado su decisión: entrará por la puerta donde están los dos secuaces que cobran, que es la que tenía más cerca también. No tarda en llegar ya que con su telequinesis hace una traslación que lo deja en unos arbustos de dos metros que había ahí cerca, se pone el capuchón de la túnica y levita simulando pasos hasta la entrada. Skifler está desmayado, sin poder mover un solo músculo mientras que su fiel compañero está a punto de adentrarse en lo que podría ser su perdición. Obliquos se acerca a la entrada aunque antes de que pueda avanzar un paso más, uno de los secuaces que había en la entrada se interpone a su paso.

  • ¿Eres forastero? ¿Un viajero quizás? Pues todo el oro que tengas me tendrás que dar.
Anuncios

Las Aventuras de Obliquos: Capítulo 6 (2a parte)

¿Quién ha disparado a Skifler? ¿Lo habrán descubierto?

Skifler entra a atacar al humano que estaba detrás de la cascada. Está malherido: quemaduras en todo el cuerpo, heridas superficiales, rascadas por todas partes, arañazos y mucho tembleque. Estaba muerto de miedo, llevaba un arco con el que podía medio defenderse, pero parecía que solo tenía una flecha. Skifler, al verlo, decide no atacarle y se mantiene un poco alejado hasta que vea que no es hostil. Cuando el humando ve a Skifler se sienta apoyado a una piedra, ya que antes estaba estirado que parecía que no pudiese moverse, y parece que le intenta decir algo.

  • No vayas a Claderos.- Dice entre suspiros.

El hombre cae inconsciente y Skifler corre a socorrerle. Le trae agua y la bigzana que le quedaba. También en la bolsa que lleva en el lomo colgada quedaban algunas hojas de hiedra curativa para hacerle algún vendaje, pero él no tenía manos para hacérselo, así que solo podía esperar a que se despertase. Mientras eso sucedía el lobo se quita la flecha que tenía clavada en la pata y se acomoda cerca del humano para dormir un rato.

Obliquos se acercaba al pueblo Claderos. Su intención era buscar algún tipo de cabaña o albergue que pueda refugiarle hasta la noche y, cuando caiga el anochecer, salir y cruzar todo el poblado. Había sacado una túnica de la maleta y se la había puesto para cubrir sus orejas y cara; y para similar la altura de los habitantes de los Bosques de Reïn levitaría hasta que aguante y encuentre refugio.

Claderos era un maravilloso pueblo lleno de grandes comercios dispuestos a intercambiar sus productos autóctonos por otros de otras regiones, hasta que nació Menhill.

 

Actualmente, Claderos dispone de centenares de chozas y cabañas formando pequeñas aldeas dentro del mismo poblado. Su territorio es de forma triangular albergando en el centro unos aposentos para uno de los guardianes del hechicero que es quien recogía todos los beneficios y es el líder de uno de los escuadrones más sangrientos de Menhill. Las aldeas se distribuían de forma que rodeaban la cabaña central formando tres distritos en los que cada uno tenía su puerta de entrada al poblado y tras ellas, había muros de troncos afilados puestos uno tras otro.

Obliquos decide entrar al poblado por uno de los laterales. Cada puerta la separa unos dos kilómetros de la siguiente y el joven antes de tomar una decisión precipitada prefiere revisar y vigilar cada una de las puertas antes de elegir por cual entrar. Cerca de donde estaba, había un Voradil gigante así que decide subir a una de sus enormes ramas a lo alto para tumbarse e iniciar el viaje astral.

Primera prueba en la que tendrá que gastar parte de su energía, cuando entre dentro del poblado tendrá menos tiempo del que disponía para levitar y camuflar su baja estatura.

Su alma se separa de su cuerpo, dejándolo inconsciente y tumbado en esa rama, vuela hacia la entrada que le queda más cerca para investigar que puede llegar a encontrarse. Parece que no hay nada fuera de lo común: dos sirvientes del hechicero cobrando por la entrada al poblado, parece fácil de pasar. La siguiente entrada al poblado iba a estar más vigilada ya que había un grupo de esbirros oscuros que la protegían, aquella entrada era solo para el uso de secuaces de Menhill por lo que descubrirían a Obliquos si intentaba entrar por ahí. Y en la otra puerta lateral observa que no había nadie vigilando, pero el hecho que no hubiese nadie, hace sospechar a Obliquos de que quizás sea una trampa ir por allí. Al intentar acceder con su alma al poblado nota una serie de interferencias.

 

Continuará . . .

Las Aventuras de Obliquos: Capítulo 6 (1a parte)

Hola a todos! Han sido muchos los que han pedido un siguiente capítulo en exclusiva antes de que salga el libro a finales de este mes. Pues bien, aquí tenéis el capítulo 6 en exclusiva, disfrutadlo!

 

CAPÍTULO 6

 

Un nuevo día amanece y con él, el aullido de Skifler anunciando la salida del sol. Se levanta un bonito día en aquel lago de aguas azules resplandecientes donde habían reposado y recobrado las fuerzas. Obliquos, al escuchar a su compañero, se levanta a darse un baño y seguidamente a comerse una de sus cápsulas. Esta vez, ha tomado un potenciador de reflejos que aumenta su vista y sus movimientos se vuelven más ágiles y rápidos.

  • No hay tiempo para descansar Skifler, nos reuniremos en aquella colina que se ve pasado el poblado, no creo que tardemos más de un día en volver a encontrarnos. Ante cualquier peligro, te doy esta cristalita lunar para que notes mi energía.

La cristalita lunar era una piedra preciosa que, según cuentan los chamanes, absorbe la energía de la persona que desees para que puedas sentir en todo momento como se siente.

Seguro de sí mismo Skifler inicia su viaje alterno al de Obliquos. Rebosan confianza los dos, saben que se volverán a ver al otro lado del poblado de Claderos.

Obliquos inicia a pie su camino por una senda libre de obstáculos, plana, entre árboles y que le dirige directamente al poblado. Es un camino bien hecho gracias a la cantidad de viajeros que han pasado por él; separaron el bosque e hicieron ese acceso al pueblo de Claderos.

 

Mientras caminaba, Obliquos pensaba una manera de camuflar sus rasgos tan comunes de los Hayla, ya que en los Bosques de Reïn los humanos eran mucho más altos que el joven, no tenían orejas puntiagudas como los elfos y sus pupilas eran negras. En cambio, Obliquos medía un metro y medio mientras que ellos llegaban a los dos, tenía orejas de duende alargadas y puntiagudas y sus pupilas eran azul verdoso, todo lo contrario a los habitantes de este continente.

Su primera idea fue tomar otra cápsula para aumentar de energía y levitar sin desgaste pero corría el riesgo de que ocurriese como en la cima del Milagro contra el Guardián Oscuro, que su flujo de energía aumentase y se volviera verde nuclear por completo con el aura rebosante. Además mezclado con el potenciador de reflejos no creía que fuera buena idea, por lo que llega a mitad del camino y aún no tiene idea de cómo infiltrarse en el poblado.

Por otra parte, Skifler, de tanto correr, necesita hacer una pequeña parada para recobrar fuerzas y seguir bordeando el poblado. Está llegando a una de sus entradas ya que el fuego de las antorchas las iluminan. Decide ir a descansar adentrándose más al bosque y alejarse un poco más del poblado. Entre tantos Voradil centenarios y lianas que los entrelazaban Skifler buscaba algún lugar hábil para él y en el que no pudiese ser visto. Llega hasta la orilla de un pequeño rio y lo sigue hasta llegar a la zona de la cascada donde hay una especie de cueva detrás de ella y perfecta para Skifler y su tamaño gigante.

Antes de entrar busca algunos frutos que pueda haber lejos de los Voradil y encuentra un par de bigzanas, similares a las manzanas corrientes pero que medían de altura un metro. Se come una de camino a la cueva, y cuando entra bajo el manto de agua que chorrea su cabeza y su gran pelaje negro y blanco, le disparan una flecha en una pata.

 

Continuará…

27 de Julio a las 19:00 en Bigues i Riells

Hola a todos, feliz sábado! Me gustaría informaros sobre la presentación de “Las aventuras de Obliquos” el día 27 de Julio a las 19:00 en el centro cívico el Rieral, en Bigues i riells. A finales de mes por fin estarán publicadas las primeras 120 copias del libro. Quieres reservarlo antes de tiempo? Envía un correo con tu nombre completo y dirección a: Oblinspiracion@gmail.com

Quieres ver si Obliquos es capaz de derrotar a Menhill? Que es lo que oculta el hechicero en su fortaleza en las montañas acartonadas? Quizás quiera apoderarse del mundo terrenal donde vive Obliquos?

Queda muy poquito para el estreno, ¿Te lo vas a perder?

Feliz fin de semana a todos y a SOÑAR!